DE VERDE MENTA

Una habitación puede ser tan acogedora y cómoda como lo deseas, siempre que elijas los colores adecuados para revestir paredes y combinar con los accesorios. Por ejemplo, si durante el verano buscas frescura y serenidad del color menta es una de las mejores opciones por su versatilidad, además es tendencia actualmente.

Todo espacio de tu casa que decores con verde menta te proporcionará una sensación de tranquilidad y romanticismo, por lo que resulta ideal para decorar una habitación, en vista de que aumenta la luminosidad y puede combinarse con diversos colores según tu preferencia y personalidad.

El verde menta es un tono pastel intermedio entre azules y verdes, es decir, un color frío que nos enlaza con lo natural, transmitiendo calma y frescura, por lo que resulta una excelente elección para utilizar en paredes o como contraste en mobiliario y complementos decorativos de color verde menta en paredes.

Este color encaja perfectamente con las casas ubicadas en zonas cálidas, las cuales permiten aprovechar al máximo el potencial de la luz natural, razón por la cual podemos combinarlo con colores fríos como el blanco o cálidos como el fucsia y el coral, gracias a su versatilidad y el equilibrio que refleja.

Descubre las mejores Combinaciones del verde menta

Tomando en cuenta el espacio con el que contamos, el ambiente que queremos crear, así como el ingreso de la luz natural en la habitación, este hermoso colorpodemos combinarlo con:

  • Blanco: Si quieres crear un ambiente radiante, limpio y femenino la combinación del blanco y verde menta resulta ideal. Puedes combinarlos tanto en paredes como en los muebles y accesorios decorativos, con lo que conseguirás un ambiente muy equilibrado, ideal para el descanso.
  • Negro: Es un color clásico que encaja a la perfección para contrastar la decoración de un dormitorio con el verde menta. Por ejemplo, puedes aplicar blanco y verde menta en el revestimiento de las paredes y colocar muebles (cama, mesas de noche, entre otros) negros. Así darás un estilo elegante y sofisticado a tu habitación.
  • Gris: Si deseas crear un entorno playero o vintage puedes combinar el verde menta con gris y blanco en una habitación, la cual será muy relajante gracias a la presencia de tonalidades claras y la amplitud que estas proporcionan. Puedes usar el verde menta y blanco en las paredes y agregar accesorios de color gris.
  • Madera o beige: Estos tonos siempre serán precisos para combinar en un dormitorio con el verde menta, por ejemplo, puedes aplicar el verde menta con blanco en el fondo y usar muebles color madera o beige.
  • Como todos estos tonos son claros te recomendamos agregar algunos accesorios de colores más vivos como el verde manzana, fucsia, coral o malva, los cuales aportarán un toque especial y único a tu decoración.
  • Verde: Combinar el verde menta con un color afín a este es posible gracias a la gama que ofrece el verde en la paleta de colores. Por supuesto debes mantener el equilibrio para no sobrecargar el espacio. De esta forma la habitación se verá tan luminosa y fresca como lo deseas.
  • Azul claro: Combina el verde menta con blanco y azul para crear una habitación delicada, luminosa y serena ideal para el descanso. Puedes aplicar verde menta, blanco y azul en las paredes, acompañándolos de accesorios y muebles de los tres colores, siempre manteniendo la sobriedad.
  • Fucsia y coral: El fucsia y el coral son tonos que proporcionan un contraste estupendo con verde menta, proporcionando un toque especial a la habitación.

Puedes combinar las paredes y los muebles en verde menta y blanco, agregando algunos accesorios en colores cálidos como fucsia o coral (pueden ser cojines, butacas o adornos). Esta es una elección ideal para una alcoba juvenil, para bebés etc.

Aunado a ello, el verde menta es un color que queda muy bien como contraste en espacios con estilos clásicos y formales; por ejemplo, puedes utilizar un mueble o accesorio decorativo de este color en una habitación de fondo gris o blanco, al igual que en una habitación decorada con colores llamativos.

Aunque al principio parezca difícil de combinar, el verde menta ofrece diversas posibilidades para contrastarlo tanto en dormitorios como en cocinas, salas, estudios, entre otros espacios a los cuales agrega luminosidad, amplitud y serenidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *